Las renovables son el pilar del Plan Nacional de Energía y Clima, que responde al desafío que supone el cambio climático. Y entre las energías renovables, la fotovoltaica es la que mayores expectativas genera.

 

La fotovoltaica se congura como una de las renovables que produce más expectativas, gracias a la supresión de barreras al autoconsumo y a las oportunidades que ofrece la transición y el cambio de modelo energético. Así se puso de manifiesto en la jornada organizada por Unión Española Fotovoltaica (UNEF) el pasado mes de marzo. En este encuentro, la secretaria de Estado de Energía, Sara Aagesen, recordó que el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-2030 (PNIEC) del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, “refleja lo que supondrán las energías renovables como pilar esencial del plan” que recoge que “el 64 % de la generación eléctrica tendrá que estar libre de emisiones y prevé 60 GW renovables” en los próximos diez años.

Esta estrategia sobre energía y clima indica el camino hacia un futuro 100 % renovable en la generación eléctrica para 2050, como respuesta al desafío que representa el cambio climático. Raúl Morales, vicepresidente de UNEF, identificó las subastas de energías renovables como el instrumento que garantiza un crecimiento ordenado y estable de las fotovoltaicas. En la última subasta de 2017, este sector resultó claro ganador y se adjudicó más de 3.000 MW de los 5.037 MW otorgados.

 

 

Cifras récord

• Datos de Red Eléctrica de España (REE) reflejan que en 2019 se instalaron 6.456 MW de capacidad renovable en España, en comparación con los 330 MW instalados.

• Más fotovoltaica que eólica. Del total de potencia registrada, 5.689 MW correspondieron a las dos subastas de 2017, mientras que los 767 MW restantes correspondieron a proyectos libres a mercado. Por tecnología, destacó en 2019 el
alto grado de cumplimiento de la fotovoltaica (solo fracasaron proyectos por 181 MW) frente al pinchazo de la eólica.